Anuncio Legal

Todo el contenido de este Blog tiene ©Todos los Derechos Reservados. Respete esos Derechos

domingo, 7 de junio de 2015

Los Kazarios sionistas vienen a América.



Por GP Vaca

El papa Inocencio VIII (Giovanni Cybo) acababa de morir en 1492, a pesar de tomar sangre de niños y de ser amamantado por el seno de plebeyas contratadas por Rodrigo Borgia, quien supuestamente quería asegurarse que el papa no le deje deudas. Inocencio por supuesto era kazario judío, su madre era musulmán, nacido en Génova y fue quien inició la Inquisición, además de pedir a los Reyes de España unificar a las tres órdenes militares de los templarios: Calatrava, Santiago y Alcántara; fue también quien nombró a Tomas de Torquemada como Inquisidor de España. Sin contar que utilizando su “santo puesto” no tuvo problema en tomar la cómoda cuota de 120,00 escudos de oro (valor actual de 144, 000,000 dólares) para refugiar al príncipe musulmán Zizim, nada menos que en Rodas, la capital de los Templarios. Es precisamente el Papa Inocencio quien financió la travesía hacia el “Nuevo Mundo” de otro kazario Genovés, su hijo ilegitimo Cristóbal Colón. La evidencia de esto está escrito en su lapida que dice ““Novi orbis suo aevo inventi gloria”. Que en español quiere decir, “Suya es la gloria del descubrimiento del Nuevo Mundo”. Escrito en su lapida luego de su muerte e instalada tan solo ocho días antes que  Colón haya zarpado de España. Colon no deja duda alguna de este evento al llamar a la isla que descubrió con el apellido verdadero del Papa Inocencio “Cybo” que significa cubo y es así como se llamó a la isla de Cuba.


El Genovés “judío” Cristóbal Colón partió desde el puerto de Palos con  tres carabelas que llevaban en sus astas la cruz de los templarios, porque Cristóbal Colón mismo era de la misión militar templaría de Cristo. Los libros de historia dicen que su viaje era para buscar una nueva ruta a India.  No dicen a Japón, a China, a Rusia que se extienden a lo largo de 5995 kilómetros al oriente de India, y que por ende serían encontrados antes de llegar a India. El viaje de Colón fue con el conocimiento que la tierra era redonda y por ende el conocimiento de la extensión de tierras mucho más allá que India.

¿Porque entonces tanto se ha dicho que su viaje era a India?

Podemos presumir que todo Europa sabía de su existencia, pues por varios siglos todas las naciones, reinos e imperios habían sufrido la invasión de los Mongoles y luego los Huns (434-453 Atila de Hun), el mismo Alejandro Magno (356-323 BC) había conquistado hasta la India, así no puede ser cierto que los reyes y las reinas de todo Europa podían dar credibilidad si alguien clamaba estar buscando un camino a India.

Luego nos dicen que el 12 de Octubre de 1492, Colón y sus compañeros llegaron a un lugar que no sabían que habían descubierto. Pero aun esa declaración que tanto nos han repetido en la historia es una mentira. El mapa de Martellus era difundido en Europa en 1490. Suena imposible que Cristóbal Colón no haya estado al tanto de este mapa, debido a su relación con el Papa Inocencio VIII, su relación como Templario de Cristo con el rey Henry de Portugal y mucho menos cuando estaba tan bien conectado a los templarios de Portugal y Rodas. El mapa muestra claramente hasta Japón, entonces llamada Cipango. Sin contar que Colón por su firma, su testamento y su sello tenía una misión específica que cumplir como veremos más tarde. Además habiendo vivido en las islas Canarias no cabe duda que haya visto el mapa de los fenicios donde ya estaba claramente el continente Americano.


Igualmente los libros de historia nos informan repetidamente que Cristóbal Colón provenía de una familia genovesa y que su expedición fue “patrocinada” por la Reina de España. Todo es mentira. Los documentos existentes en el vaticano demuestran que no fue la Reina Isabel de Castilla quien costeó la expedición, fue nada menos que el papa Inocencio VIII a través de los templarios, a quienes entregó el oro necesario para asomar como quienes financiaban el viaje, fielmente documentado ya que Colón reportaba en secreto, en varias cartas que hoy se conocen.  

Antes de la expulsión de los “judíos” de España en 1492, decretada por los reyes Católicos Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, más del 10% de la población española practicaba la religión “judía”. La misma que para entonces había sido “secuestrada” por los Kazarios quienes hoy en día son la mayoría de los aclamados “judíos”. Pero los verdaderos judíos son semitas. Los kazarios no lo son. Esto no puede pasar por desapercibido y es increíble que todo mundo lo haya ignorado.

El significado  es el siguiente: La inquisición ordenada por Inocencio VIII, quien tenía sangre judía Kazaria Sionista y estaba conectado con los templarios, tenía el firme propósito de “incentivar” o empujar y motivar a todos aquellos “kazarios-zionistas judios” a emigrar al Nuevo Mundo. Por eso la inquisición, por eso la misión de Cristobal Colon fue financiada por el Papa Inocencio. Por eso este nombre a Tomas de Torquemada como Inquisidor.

Increíblemente es una repetición del éxodo judío con Moisés, que a su vez no es más que el mismo recuento de Sargón muchos siglos antes, y se remonta al menos al tiempo de Amenhotec II, (raíz de amen) de por lo menos el siglo XIV BC donde se menciona a los Hurritas (Israelitas) como una tribu de nómadas bandidos, ladrones.

Siglos después el éxodo se repite, aunque hoy día se ha comprobado que los judíos de Moisés cruzaron a Arabia Saudita y estuvieron en Meca y nada tuvieron que ver con las tierras de Palestina. Gracias a la inquisición de 1492 el éxodo se repite y más tarde aún se repetiría con la Nazi Alemana. Los judíos semitas, son las mayores víctimas de estos kazarios sionistas judíos.

Las acciones de Inocencio VIII y de los templarios tenían un firme propósito de hacer emigrar a los judíos a la “nueva tierra prometida”. Mientras que al mismo tiempo la iglesia a su vez es utilizada por “los reyes y naciones europeas” para liberarse de todo vestigio de otras religiones, pero en el fondo quieren librarse de los “kazarios Sionistas judíos” descendientes de los Gogs a quienes llaman “marranos” más tarde analizaremos el significado real de eso. Una vez creada la inquisición, todo “humano” que no fuera católico tenía tres opciones: Convertirse al catolicismo adoptando un nombre cristiano; salir del país dejando todos sus bienes; morir quemado, torturado y todas sus pertenencias pasaban a la iglesia o al rey.

Un nuevo éxodo de sobre cien mil judíos emigraron entonces a Portugal. Ante esta situación, Colón, que según los libros de historia dicen que provenía de “una rica familia judía de Génova” (Italia), y que se convirtió al catolicismo. Pero sin lugar a dudas que la genética no miente y el parecido de Colón con Cybo es impresionante. Luego Colón consta como templario y existen las cartas que el reportaba de sus descubrimientos a los templarios, porque sin duda ya no podía reportar a su padre porque había fallecido.

La historia nuevamente no dice que “influyentes judíos cristianizados” abogaron ante los Reyes para que le dieran la bendición a Colón de zarpar del puerto de Palos de Moguer el 3 de Agosto de 1492. Pero quienes mandaban sobre el mundo en ese entonces ya eran nada menos que los kazarios templarios judíos desde Rodas y es difícil creer que los Reyes pudieran negarse a la petición del Papa que había puesto a Tomas Torquemada y a las diferentes órdenes de Templarios juntos en España.


Para comprender el viaje a América y la misión de Colón, se debe entender la verdadera situación de los templarios. Luego de amasar tanto poder y riqueza que sobrepasaba cualquier riqueza de los Reyes. Los templarios habían creado para entonces el precursor del sistema bancario y la mayoría de los Reyes, feudos y naciones europeas estaban endeudadas con ellos. Para 1307 perdieron su líder Jack Bernard de Moley quemado por el Papa Clemente V y el Rey de Francia Felipe VI. Sus grandes riquezas estaban en la isla de Rodas, y los templarios estaban regados por Europa y secretamente seguían manejando el sistema financiero y bancario que habían creado ellos, este poder económico lo ejercían apoderándose cada vez un poco más de las esferas del poder político, utilizando el matrimonio a familias poderosas, infiltrándose en la religión creando sus propias ordenes seculares y sus sectas (jesuitas), como consejeros de los reyes. Es bien documentado históricamente que quienes aconsejaban a los reyes “generalmente eran los sionistas judíos”.  Su poder desde la sombra en realidad controlaba las decisiones de Europa.  Así desde entonces era un secreto a voces que quienes controlaban a Ultramar ", a través del mar", significa los estados creados y mantenidos por los templarios y sus descendientes entre 1098, desde la Primera Cruzada, y 1489, cuando Chipre pasó a Venecia. El triunfo de los templarios es precisamente porque cumplieron las metas y objetivos de las cruzadas lo cual era:

(1)    Recuperar y controlar varios estados perdidos al Islam.
(2)    Tomar posesión de los estados de Rumania que tenían riqueza.
(3)    Tomar las tierras de los teutones y del Báltico.

Los reinos cruzados eran nada menos que la extensión de los kazarios sionistas para expandir su control por todo el mundo. Europa les quedaba corto. América era la nueva frontera a conquistar y lo hicieron con las monedas de oro de Zizim, incentivaron un éxodo de kazarios sionistas cristianizados a emprender el viaje utilizando la Inquisición. La evidencia es tan grande y sin embargo fue tan bien encubierto a pesar de haberlo hecho prácticamente a l vista del mundo entero. Por esto ante la verdad la mayoría de gente se negará a creer. A pesar de que no podían haber llegado con más grande anuncio que era una misión templaría, pues  en las carabelas llevaban la insignia de los templarios, la manipulación de la iglesia había sido completada, el Papa Inocencio VIII era uno de ellos, la conquista de un nuevo continente había empezado, América se había convertido en la “tierra prometida”.

Colón recibió su educación en la Universidad de Coimbra, en Portugal, donde curso varios estudios en cartografía, matemáticas y astronomía. Compartía con el sabio Toscanelli la idea de que la tierra era redonda y por tanto era factible llegar al oriente viajando al occidente. Desde antes de la era cristiana los judíos tenían alguna noción sobre la redondez de la tierra. Por esta razón, el yom kipur, el año nuevo judío, lo celebraban durante 2 días en vez de uno. Sabían que mientras a un lado de la tierra era de día, al otro lado era de noche. Curiosamente el día de la expulsión de los judíos de España, corresponde en el calendario judío, que ahora va en el año 5772, al 9 de Av, día de la destrucción del templo de Jerusalén por los romanos.

La mayoría de los 120 marineros que integraban la expedición de Colón, eran de origen judío. Huían de las persecuciones de la inquisición y buscaban otras tierras donde pudieran ejercer libremente su religión. Por supuesto que para mantener las apariencias y la conquista debían mantenerse en las sombras. En las anotaciones sobre el desembarco  en la isla de Guanahaní, que Colón bautizó como San Salvador, se lee que Colón habló a sus habitantes en hebreo, pensando que había encontrado una de las tribus perdidas de Israel. Demostración clara de que Colón no solamente era absolutamente judío, pero que hablaba hebreo a la perfección. Curiosamente esto se repite en todo el continente, varias leyendas nos dicen que igual sucedió cantidad de veces donde “otros conquistadores hablaban en hebreo a los nativos para ver si sabían ese lenguaje.


Colón siempre ocultó los datos de su nacimiento y de su infancia. En las cartas existentes que envió a los reyes de España mencionaba al “rey David y a la expulsión de los judíos”, asuntos que no tenían relación con su descubrimiento, pero que de alguna manera él no podía contenerse en decirle al mundo que era judío. En las cartas que enviaba a su hijo siempre constaban palabras hebreas “bet hei” que en hebreo significa "con la ayuda de Dios".

El descubrimiento del nuevo mundo alentó a muchos cripto judíos a emigrar a él. En el cementerio hebreo de Curaçao, el más antiguo de América, se leen en numerosas tumbas nombres castellanizados pertenecientes a familias judías. Según un estudio reciente más de 300 apellidos castellanizados son de descendientes de familias “judías españolas y portuguesas” convertidas al cristianismo.


Quizás una de las más grandes mentiras de la historia es la constante falsedad que el mundo antiguo no tenía conocimiento del llamado Nuevo Mundo. El relato mismo del Plato describiendo la Atlántida nos da una perfecta descripción del continente Americano y claramente habla de la Atlántida en lo que hoy comprende Cuba y todo el Caribe.

A esto se debe adicionar las piedras encontradas en Ecuador donde contienen el mapa mundial pero esto data de 14,000 años.


Aquí la descripción de Plato: “La isla era más grande que Libia y Asia juntas, (mírese el mapa mundial de las piedras de Ecuador)  y era el camino a otras islas, y de éstos se puede desmayar al conjunto del continente opuesto que rodeó el verdadero océano;(que más clara descripción puede estar de América?)  Para este mar, que se encuentra dentro de los estrechos de Heracles es solamente un puerto, que tiene una entrada estrecha, pero que otro es un mar real, y la tierra circundante puede con toda verdad llama un continente sin límites. (Nuevamente describe a todo el continente Americano. Ahora en esta isla de la Atlántida había un gran y maravilloso imperio que tenía dominio sobre toda la isla y varios otros, y otras partes del continente, (todas las historias de las tribu Hoppi y los mayas claman ser descendientes de quienes habitaban la gran isla) y, por otra parte, los hombres de la Atlántida habían sometido las regiones de Libia.”

Un esquema de Mapas de los Fenicios encontrado en restos de barcos de ataña nuevamente demuestran que sabían de América. Para el año 1505 un cartógrafo Turco publicó su mapa mundial basado en mapas egipcios, celtas y portugueses desde el cuarto siglo. Hoy se lo conoce como el Pirireis Map.



Al regreso de Cristobal Colon se nos dice que el rey Fernando y la reina Isabel, se apresuraron a dar las buenas noticias al nuevo papa “Alejandro VI” que era nada menos Rodrigo Borgia. El papa lanzó grandes festejos en Roma exclamando "Vayan por todo el mundo a predicar el Evangelio", Con ese mandato se repetía nuevamente el éxodo de Cain que seguiría caminando por toda la tierra como judío errante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada